Pie Diabético: úlceras y llagas | Puebla, Pue.

PIE DIABÉTICO EN PUEBLA - Dr. Hugo Sánchez y Torres

Médico Angiólogo y Cirujano Vascular con experiencia en el Tratamiento, Cuidados

y Curación del Pie Diabético

16 Sur. No. 1308, Cons. No. 403 . Colonia Azcárate, Puebla, Pue. | Tels: (222) 240 7412 / 240 7422
El PIE DIABÉTICO puede salvarse y recuperar sus funciones si se trata a tiempo.. Pida cita ahora!!!
Úlceras y como reconocerlas para su mejor valoración Sistema   de   Clasificación   de   la   Universidad   de Texas para Úlceras en Pie Diabético: Grado   I-A:   no   infectado,   ulceración   superficial   no isquémica Grado    I-B:    infectado,    ulceración    superficial    no isquémica Grado    I-C:    isquémica,    ulceración    superficial    no infectada Grado     I-D:     isquémica     y     ulceración     superficial infectada Grado   II-A:   no   infectada,   úlcera   no   isquémica   que penetra hasta la cápsula o hueso Grado    II-B:    infectada,    úlcera    no    isquémica    que penetra hasta la cápsula o hueso Grado    II-C:    isquémica,    úlcera    no    infectada    que penetra hasta la cápsula o hueso Grado II-D: úlcera isquémica e infectada que penetra hasta la cápsula o hueso Grado III-A: no infectada, úlcera no isquémica que penetra hasta hueso o un absceso profundo Grado III-B: infectada, úlcera no isquémica que penetra hasta hueso o un absceso profundo Grado III-C: isquémica, úlcera no infectada que penetra hasta hueso o un absceso profundo Grado III-D: úlcera isquémica e infectada que penetra hasta hueso o un absceso profundo El tratamiento del Pie Diabético se basa en: Protección contra el daño que se asocia a la pérdida de sensibilidad causada por lesión de los nervios periféricos. Tratamiento de la infección que pueda aparecer. Mejoría de la circulación evitando el uso de calzado o prendas ajustadas. Control   médico   de   la   diabetes,   es   decir,   comprobar   que   los   niveles   de   glucosa   se encuentran dentro de los límites permitidos. Fisiopatología del Pie Diabético Neuropatía   periférica:   La      neuropatía      sensitiva      es      el      factor      que      se      asocia      de     manera      más      consistente      a      la      aparición      de      úlceras      en      el      pie.      Entre      60      y      80%     de   los      pacientes      con      úlceras      tiene      neuropatía      manifestada      por      alteraciones     distales        tales        como    parestesias,    disestesias    hasta    anestesia    completa,    lo    que favorece el trauma repetido. Enfermedad   vascular:   La      isquemia      puede      contribuir      en      ~      30      a      40%      a      la     aparición      de      úlceras      y      en      mayor      medida   a   la   existencia   de   gangrena   distal,   como también   afectar   los   mecanismos   de   cicatrización.   La      enfermedad      vascular      ocurre      a     edades      más      tempranas      y      tiene      un      patrón      más      difuso      y   periférico      en     extremidades      inferiores      en      diabéticos.      Hasta      60%      de      los      diabéticos      tienen oclusión      de      arterias      metatarsianas,      en      cambio      la      incidencia      de      oclusión     aortoilíaca      es   similar         que         en         no         diabéticos.         Se         detecta         enfermedad         arterial        periférica         en         ~         22%         de   diabéticos   cuyo   diagnóstico   data   de   menos   de   un   año,   y en más de 50% de los diabéticos diagnosticados hace más de 10 años. Infección:   Las      infecciones      del      pie      constituyen      la      infección      de      partes      blandas     más      frecuente      en      el      diabético      y      pueden      llevar      a      osteomielitis,   amputación      o      a     la      muerte.      El      espectro      de      infecciones      va      desde      la      celulitis      localizada      a infecciones         profundas         con         fasceítis         necrozante         y/u         osteomielitis.         La        presencia         de   inflamación      local,      supuración      o      crepitación      indica      infección,      pero     su      ausencia      no      la      descarta   y         puede         observarse         osteomielitis         bajo         una        úlcera         no         inflamatoria.         Por         otra         parte         la   existencia         de         signos         inflamatorios        en         un         pie         no         ulcerado         puede         corresponder         a         una   artropatía         de         Charcot.        Síntomas         sistémicos         como         fiebre         o         calofríos,         al         igual         que   leucocitosis,      sólo      se      presentan      en      un      tercio      de     los  casos  de  infección.  La  hiperglicemia  en cambio es común.
De    inmediato    proceda    a    solicitar    una    cita    de    evaluación,    diagnóstico    y tratamiento   médico   con   el   Dr.   Hugo   Sánchez   y   Torres,   Médico   Especialista   en Angiología   y   Cirugía   Vascular   con   amplia   experiencia   en   el   tratamiento   de enfermos de PIE DIABÉTICO.   Lláme   al   teléfono   01   (222)   240   7412   /   240   7422,   el   consultorio   médico   se encuentra ubicado en: 16 Sur No. 1308, Cons. No. 403, Colonia Azcárate, Puebla, Pue.
Las úlceras son los trastornos mas serios de la salud en personas con PIE DIABÉTICO

Tratamiento de úlceras y llagas

en el Pie Diabético

Puebla, Pue.

El PIE DIABÉTICO puede salvarse y recuperar sus funciones si se trata a tiempo.. Pida cita ahora!!!
El   sistema   de   Clasificación   de   la   Universidad   de Texas para Úlceras en Pie Diabético: Grado    I-A:    no    infectado,    ulceración    superficial    no isquémica Grado      I-B:      infectado,      ulceración      superficial      no isquémica Grado     I-C:     isquémica,     ulceración     superficial     no infectada Grado I-D: isquémica y ulceración superficial infectada Grado    II-A:    no    infectada,    úlcera    no    isquémica    que penetra hasta la cápsula o hueso Grado   II-B:   infectada,   úlcera   no   isquémica   que   penetra hasta la cápsula o hueso Grado   II-C:   isquémica,   úlcera   no   infectada   que   penetra hasta la cápsula o hueso Grado   II-D:   úlcera   isquémica   e   infectada   que   penetra hasta la cápsula o hueso Grado    III-A:    no    infectada,    úlcera    no    isquémica    que penetra hasta hueso o un absceso profundo Grado   III-B:   infectada,   úlcera   no   isquémica   que   penetra hasta hueso o un absceso profundo Grado     III-C:     isquémica,     úlcera     no     infectada     que penetra hasta hueso o un absceso profundo Grado   III-D:   úlcera   isquémica   e   infectada   que   penetra hasta hueso o un absceso profundo El tratamiento del Pie Diabético se basa en: Protección   contra   el   daño   que   se   asocia   a   la   pérdida de    sensibilidad    causada    por lesión        de        los        nervios periféricos. Tratamiento     de     la     infección que pueda aparecer. Mejoría      de      la      circulación evitando   el   uso   de   calzado   o prendas ajustadas. Control   médico   de   la   diabetes, es    decir,    comprobar    que    los niveles        de        glucosa        se encuentran      dentro      de      los límites permitidos. Fisiopatología del Pie Diabético Neuropatía   periférica:   La      neuropatía      sensitiva      es      el     factor      que      se      asocia      de      manera      más      consistente      a     la      aparición      de      úlceras      en      el      pie.      Entre      60      y      80%     de   los      pacientes      con      úlceras     tiene      neuropatía      manifestada     por          alteraciones          distales       tales            como      parestesias, disestesias     hasta     anestesia completa,    lo    que    favorece    el trauma repetido. Enfermedad       vascular:       La         isquemia      puede      contribuir      en     ~      30      a      40%      a      la      aparición     de        úlceras        y        en        mayor      medida    a    la    existencia    de    gangrena    distal,    como también   afectar   los   mecanismos   de   cicatrización.   La     enfermedad      vascular      ocurre     a      edades      más      tempranas      y     tiene      un      patrón      más      difuso     y   periférico      en      extremidades     inferiores          en          diabéticos.       Hasta      60%      de      los      diabéticos     tienen    oclusión        de        arterias      metatarsianas,      en      cambio      la     incidencia            de            oclusión        aortoilíaca        es    similar            que          en            no            diabéticos.            Se          detecta         enfermedad         arterial        periférica            en            ~            22%            de    diabéticos    cuyo diagnóstico   data   de   menos   de   un   año,   y   en   más   de 50%   de   los   diabéticos   diagnosticados   hace   más   de   10 años. Infección:   Las      infecciones      del      pie      constituyen      la     infección      de      partes      blandas      más      frecuente      en      el     diabético        y        pueden        llevar        a        osteomielitis, amputación        o        a        la        muerte.        El        espectro        de      infecciones        va        desde        la        celulitis        localizada        a infecciones         profundas         con         fasceítis         necrozante        y/u         osteomielitis.         La         presencia         de   inflamación     local,      supuración      o      crepitación      indica      infección,     pero        su        ausencia        no        la        descarta    y            puede          observarse         osteomielitis         bajo         una         úlcera         no        inflamatoria.         Por         otra         parte         la   existencia         de        signos         inflamatorios         en         un         pie         no         ulcerado        puede         corresponder         a         una   artropatía         de         Charcot.        Síntomas         sistémicos         como         fiebre         o         calofríos,         al        igual         que   leucocitosis,      sólo      se      presentan      en      un     tercio      de      los      casos      de      infección.      La      hiperglicemia     en cambio es común.
PIE DIABÉTICO EN PUEBLA Dr. Hugo Sánchez y Torres

Médico Angiólogo y Cirujano Vascular con

experiencia en el Tratamiento, Cuidados y

Curación del Pie Diabético

16 Sur. No. 1308, Cons. No. 403 . Col. Azcárate, Puebla, Pue. Tels: (222) 240 7412 / 240 7422
De inmediato proceda a solicitar una cita de evaluación, diagnóstico y tratamiento médico con el Dr. Hugo Sánchez y Torres, Médico Especialista en Angiología y Cirugía Vascular con amplia experiencia en el tratamiento de enfermos de PIE DIABETICO.   Llame al teléfono 01 (222) 240 7412 / 240 7422, el consultorio médico se encuentra ubicado en: 16 Sur No. 1308, Cons. No. 403, Colonia Azcárate, Puebla, Pue.